Lengua y Literatura con clase

Lengua y Literatura con clase

miércoles, 24 de octubre de 2018

Los alumnos de 2º de ESO son conscientes de los problemas que nos rodean. Mirad qué bien lo expresan:

Discriminación del ser humano

Nada más llegar al mundo
llega la primera desilusión:
"Niñas, jugad a las muñecas;
dejad ese camión".
"Niños, no hagáis eso
que no es de varón.
Y así la vida sigue
mientras la sociedad
te dice sin discreción:
"Eres muy guapa,
pero no provoques,
que pareces una guarra."
"Mira a ese chico
ahí sentado,
no liga con las chicas
¡qué pringado!"
"¿Treinta y nueve años y sin hijos?
¿No va siendo hora
de que encuentres sitio fijo?"

Me juzgas por cómo visto,
y me llamas marica o tortillera,
incluso choni, si llevo gorra y riñonera.
Yo me levanto y protesto.
por una camisa que no te haga machona
y un poema que no te haga nenaza.
Así que no juzgues ni mires mal
para así eliminar el prejuicio social (Lila C. 2º B)

Les causamos muchos problemas

Repletas de coches,
repletas de bares,
donde ya no puede ir
gente con discapacidades.

Mucha gente por una acera,
aún más por la otra acera,
y de coches y bicicletas
va repleta la carretera.

Y los que van en silla de ruedas,
¿por dónde van a tener que ir?
porque hoy en día ya no pueden
ni pasear por Madrid.

Ellos necesitan rampas
para llegar a todos lados,
y sin embargo nosotros
no les ayudamos.

Todo lo que construimos
lo hacemos con escaleras
y pobrecitos ellos:
les causamos muchos problemas (Pedro G. 2º B)

lunes, 15 de octubre de 2018

El blog de las escritoras olvidadas

El 15 de octubre celebramos, con la Biblioteca Nacional, el Día de las Escritoras. Puede ser un buen momento para recordar a cuatro autoras a las que Alba, Beatriz, Lucía y Fabiola dieron nueva vida
en este blog:



Investigación de un grupo de alumnas del IES Diego Velázquez sobre escritoras olvidadas. Pulsa

miércoles, 19 de septiembre de 2018

El arte comprometido según Lorca

"-¿Cree usted que los tiempos actuales son los más propicios para el desarrollo de las vocaciones artísticas e intelectuales?
-El ambiente de nuestro tiempo aparece muy confuso (...) Se percibe que en todo el mundo se pugna por desatar un nudo que ofrece grandes resistencias. De ahí esta oleada social que todo lo anega. En estas circunstancias, el arte ha venido a constituir una preocupación secundaria en el mejor caso, puesto que en otros poquísima gente le presta atención. Vea usted lo que ha ocurrido en Francia con la pintura. Desde el final de la guerra se congregaron en París pléyades de excelentes pintores de todos los países. No ha habido época en pintura como aquella. Ni el Renacimiento italiano puede comparársele. Entre aquellos pintores descollaban los de la escuela española con Picasso a la cabeza. Se compraban cuadros, tenían una alta categoría social los artistas. De pronto se ha hundido todo. Los pintores gloriosos regresan a sus respectivos países, otros se mueren de hambre. Ha habido algunos que se han suicidado... En cuanto a las vocaciones... Depende esto de la personalidad de quien sienta la vocación. Para pensar y sentir los más nobles ideales de la humanidad, el actual es el gran ambiente. Para crear obra de esa que se ha dado en la flor de llamar pura y desligada de las preocupaciones actuales...El tipo de artista de invernadero se muere por falta de calor y de atención. Necesita calor, necesita la incubadora del halago(...)
"El artista, como observador de la vida, no puede permanecer insensible a la cuestión social (...) Mire, cuando fui a Norteamérica, todo alumbrado por ver aquel nuevo mundo, tan moderno, tan codiciado por todos, sentí una sensación de desesperanza. Por las calles veía a un gran número de hombres que vendían manzanas (...) Me horroricé cuando me dijeron que solo en los EEUU había doce millones de parados. Ya ve que observando solo de la manera más superficial uno llega a comprender el alcance de todo el drama social de hoy, ante el cual nadie que sienta el menor sentimiento de solidaridad humana, puede quedar insensible" (Palabra de Lorca. Declaraciones y entrevistas completas. Ed. de Rafael Inglada. Malpaso, 2017).

"La Barraca" de Lorca

Federico García Lorca dedicó muchos esfuerzos al desarrollo del teatro universitario por medio de "La Barraca", un grupo dirigido por él y por Eduardo Ugarte y constituido por estudiantes madrileños  que durante el curso escolar representaban obras clásicas en Madrid y en vacaciones, sin cobrar nada, recorrían las provincias. Lorca estaba convencido de que la crisis del teatro se debía a que lo había corrompido la burguesía y sería el pueblo el que lo haría retornar a su fuente de pureza. Lo explica el propio autor: "Van a las aldeas más apartadas, y en la plaza del pueblo, levantan el tablado, y representan con toda la técnica moderna, las obras geniales de Calderón, de Vega." En un principio, el grupo recibía una subvención del gobierno de la República, que servía para pagar la utillería (nunca fueron remunerados directores ni actores), pero en los últimos tiempos se suprimió la ayuda. 
Lorca respetaba las obras originales, reproducía los escenarios originales lo más fielmente posible. Adaptaba las obras, respetando siempre el texto, pero suprimiendo aquellos versos menos conseguidos por los grandes autores clásicos: "Era forzoso que alguna vez se le deslizara un verso menos bello, menos jugoso, menos esencial o menos ajustado que la mayoría, y estos son los que he eliminado. La refundición, es decir, la tarea de suprimir escenas y partes enteras, sería muy fácil, pero es un sacrilegio. Los cortes, en cambio, son mucho más difíciles y demandan una tarea mucho más ardua, que, no obstante, es la que he emprendido, porque era la única que debía realizar" (Palabra de Lorca. Declaraciones y entrevistas completas. Ed. de Rafael Inglada. Malpaso, 2017. Pág. 290).

Una anécdota sobre judeoespañol

Esta anécdota de Federico García Lorca ilustra muy bien la importancia que los judíos expulsados de España dieron siempre a su lengua, el judeoespañol: "El año pasado, mi hermana Isabelita realizó un viaje, en el transcurso del cual llegó a Salónica.
Paseaba por las calles de la vieja ciudad, en la que hay tantos judíos de origen español, cuando oyó de pronto algo que la clavó sorprendida en el suelo:
Gerineldo, Gerineldo,
el mi paje más querido,
quisiera hablarte esta noche
en este jardín sombrío...
Era nada menos que el famoso romance "Gerineldo" cantado en Salónica, en el año de gracia de 1932.
A mi hermana el episodio la conmovió hasta las lágrimas, y quiso conocer a la mujer que entonaba los versos: era una anciana nacida en Salónica.
Cuando Isabelita quiso saber cómo había llegado hasta ella el viejo romance, la sorprendida fue la mujer:
-¡Y cómo no había de saberlo! Sepa usted que yo soy aragonesa.
A través de tantos siglos de ostracismo, la mujer sentía todavía el orgullo de su estirpe hispana...
Esto le dará a usted una medida de cómo aman los judíos a España" (Palabra de Lorca.Declaraciones y entrevistas completas. Edición de Rafael Inglada. Malpaso, 2017. Pag. 231).